Blog General

Eye Tracking, valida tu impacto visual

El concepto de Eye Tracking se basa en una tecnología de seguimiento ocular que nos permitirá saber comportamientos visuales del usuario cuando ve un anuncio publicitario sea este impreso o digital. Lo que permite validar con mejores resultados el porcentaje de impacto y de atención visual.

¿En qué consiste exactamente?

El eyetracking es una solución tecnológica que pretende extraer información del usuario analizando sus movimientos oculares.

El eyetracker es la herramienta con la que se realiza dicha acción y consiste en un monitor especial que lanza rayos infrarrojos a los ojos del que está mirando la imagen sujeto de análisis. La dirección que siguen estos rayos va de la pupila del usuario al aparato, permitiendo así calcular con precisión dónde está mirando.

Con el avence tecnológico ahora se puede realizar esta misma aproximación de validación por software por medio de algoritmos de interacción, por lo que una imagen puede ser analizada en segundos realizando una comparativa sobre anuncios similares expuestos a usuarios reales.

 

¿Qué información extraemos cuando realizamos un análisis predictivo de Eye Tracking?

  1. Dónde está mirando una persona de forma continua.
  2. Qué le está llamando la atención y el movimiento natural.
  3. Donde debe ir colocado el contenido de valor para el cliente.
  4. Si las señales visuales contenidas en la publicidad producen enfoque o solo rastreo rápido.
  5. Capacidad del cliente para localizar la información que necesitamos resaltar en la publicación.

2016-08-05-200637-publicidad_skip_by_polkasdesign1_heatmap1982767473

 

¿Para qué nos sirve esta información?

  • Para mejorar la Estructura del Contenido
  • Mejorar la atención sobre aquello que deseamos que el cliente no puede pasar desapercibido.
  • Guiar al usuario hacia el objetivo de la publicidad.
  • Facilitar los procesos de call to action. 
  • Fijar el Branding.

Para mayor información consúltanos.

Read More

Marketing Sensorial

Ante la saturación publicitaria a la que estamos sometidos como consumidores, el marketing sensorial (o multinsensorial) busca la diferenciación, creando experiencias a través de la vista, el oído, el gusto, el tacto y el olfato; asociándolas a un producto. En última instancia, persigue convertir el acto de compra en una experiencia agradable y provocar un recuerdo positivo y perdurable en el consumidor.

El uso de sentidos diferentes para provocar una experiencia en el consumidor no es nada nuevo. En este sentido, las degustaciones de determinados productos alimentarios es algo habitual en los puntos de venta, a la vez que en el diseño de packaging se trabaja con materiales y texturas que resulten agradables al tacto. El marketing sensorial, aún así, intenta ir más allá y romper la barrera de la publicidad audiovisual. Mediante los sentidos, pretende reforzar los valores y las características diferenciales de determinados productos y servicios.

La decoración, la iluminación, las texturas de los materiales y la aromatización de espacios son elementos con los que se juega para crear una experiencia única en determinadas tiendas, centros comerciales, aeropuertos y hoteles. Lo que se persigue es que la vivencia del usuario en estos espacios sea única y memorable. También a la hora de diseñar acciones de relaciones públicas se puede optar por la comunicación sensorial, sobre todo cuando se trata de organizar eventos. La elección de la gastronomía, la música, la ambientación de la sala, las invitaciones con texturas y relieves… son elementos que pueden ayudar a crear una experiencia inolvidable para los asistentes.

La proliferación de este tipo de acciones deriva de los estudios científicos que demuestran que los impactos sensoriales provocan recuerdos ligados a las emociones, que los hacen más perdurables en la memoria. Los seres humanos recordamos mejor aquello que ha implicado a más de uno de nuestros sentidos. De hecho, se ha estudiado que podemos recordar el 1% de lo que tocamos, el 2% de lo que escuchamos, el 5% de lo que vemos, el 15% de lo que degustamos y el 35% de lo que olemos.

La potente relación entre olfato y memoria se explica por su conexión al sistema límbico, que constituye el centro emotivo del cerebro. Este hecho ayuda a entender por qué hay olores que se potencian (incluso artificialmente), como el de las palomitas en la entrada de los cines, el olor de pan recién horneado en la zona de panadería de los supermercados, el olor a café molido, el olor a coche nuevo, etc. No sorprende, pues, que el smellmarketing, o el marketing olfativo, se esté implantado cada vez más y que algunas marcas, incluso, apuesten por la creación de fragancias corporativas. En este sentido, las tiendas de moda son referentes claros. Un ejemplo son los interiores de las tiendas de las marcas Hollister CA y Abercrombie & Fitch, donde la penumbra, la decoración con muebles clásicos y oscuros, la música encadenada y el olor de los perfumes de la propia marca crean una experiencia sensorial de personalidad propia e inconfundible.

Una de las acciones de marketing sensorial más recientes en Barcelona fue la campaña de exteriores impulsada por la marca Cacaolat bajo el título ¿Conoces el aroma del placer?, y realizada por Arena y JCDecaux. Una marquesina de autobuses situada en la plaza Catalunya se aromatizó con el inconfundible aroma de la bebida de chocolate, sorprendiendo a todos aquellos que esperaban la llegada del autobús. El éxito de la campaña se multiplicó gracias a la cobertura en forma de publicity en medios de comunicación tradicionales y a la viralidad conseguida a través de las redes sociales.

El marketing sensorial, en definitiva, intenta establecer nuevos vínculos con los públicos potenciales mediante los sentidos. El objetivo es despertar emociones que tengan mucha más fuerza que nuestra parte racional a la hora de escoger un producto o un servicio. En definitiva, que las sensaciones generadas hagan imbatible aquello que queremos vender o comunicar.

Read More

Neuropublicidad

La mayoría de personas creen que las decisiones son racionales, en pocas palabra que estas son estudiadas, analizadas y consensuadas cualitativa y cuantitativamente con el más mínimo detalle, pero cuando les indicas que una decisión es 85% inconsciente – subconsciente, no lo creen.

El debate entre si una decisión es racional o emocional es una pérdida de tiempo, la neurociencia nos ha demostrado con hechos que las decisiones son emocionales – instintivas.

Por lo tanto una decisión no tiene que ver sólo con racionalidad, sino una decisión está compuesta por racionalidad, emocionalidad e instinto, si les pudiéramos otorgar un porcentaje a cada uno sería 15%, 40% y 45% en ese orden, eso quiere decir que toda compra o adquisición es mucho menos racional de lo que pensábamos.

Cuando hablamos de la Neurociencia aplicada al Marketing o Publicidad, entonces hablamos que la comunicación de nuestro producto o servicio no debe venderle únicamente al cliente sino que debe venderle al cerebro del cliente, conectando razón, emoción e instinto, en la medida correspondiente.

Pero ¿cómo podemos venderle al cerebro?, esto se logra con la columna vertebral de la Neuropublicidad, representado en el triángulo de valor del producto o servicio.

Triángulo de valor neuropublicidad

  1. IDENTIFICAR EL DOLOR O MIEDO, todo producto o servicio debe de contrarrestar algún dolor o miedo subconsciente – inconsciente del cliente, es por ello que productos para eliminar mosquitos, mejorar los síntomas de la gripe o compañías de seguros utilizan en su publicidad los miedos remarcados para luego presentar la solución con su marca.
  2. AHORRAR ENERGÍA, el cerebro humano es el órgano que más consume energía de nuestro cuerpo, por lo que nuestro sistema instintivo siempre está buscando encontrar la forma de entrar en “modo reposos”, es por ello que la televisión es tan popular, el cerebro consume muy poca energía al ponerle atención. Estos es una ventaja que las líneas aéreas han descubierto haciendo los vuelos sin escalas en promedio un 40% más caros, ya que saben que el cerebro del cliente hará que lo compren, claro siempre habrá clientes para los vuelos con escalas pero en ese sentido intervienen otros factores limitantes como el financiero. En Neuropublicidad algo fundamental es que lo sencillo vende más, porque le evita al cerebro tener que trabajar de más para entender la misma.
  3. OFRECER MAYOR CONFORT, esto pudiera entenderse que está ligado en cierta forma con el ahorro de energía, pero en este caso el cerebro siempre estará buscando los momentos de relajación, es por eso que cada vez más los hoteles de descanso y los SPA se están volviendo negocios económicamente rentables porque ofrecen una alternativa viable para que haya descanso corporal y emocional.

La Neurociencia aplicada está incursionando cada vez más en distintas áreas profesionales, que nos ayudan a tener una base científica de muchas cosas de lo que ya hacemos día a día, en cada paso que los investigadores dan en el área de neurociencia un panorama nuevo se abre sobre las interpretaciones que se pueden realizar desde la perspectiva de la psicología, biología, antropología, semiótica entre muchas más.

Hoy por hoy la Neuropublicidad nos da una marco de referencia más amplio sobre como venderle a las necesidades emocionales e instintivas del cerebro humano sin caer en manipulación.

Read More

Clima Organizacional

El clima o salud organizacional no es más que las “emociones” de la empresa, entonces una ¿empresa puede tener emociones? No en el sentido literal de la palabra, pero sí en el sentido que dentro de la empresa se desarrolla un ambiente emocional generado por las emociones de sus miembros, lo cual está íntimamente ligado a la motivación de los empleados.

Por lo cual dentro de las organizaciones puede haber un buen o un mal clima laboral, de acuerdo a 2 importantes rubros, la CONFIANZA y la COOPERACIÓN, si en una empresa no existe un ambiente de confianza todos estarán tratando individualmente de protegerse, la confianza no se mide en blanco y negro, sino en grados. A mayor confianza, es mayor la posibilidad de acción. A menor confianza, las posibilidades de acción se reducen. Cuanto menor es la confianza, mayores son los controles que necesitamos implementar para verificar la acción. Los controles pueden, en cierta medida, compensar la falta de confianza, pero no la reemplazan.  Esto ya se ha puesto a prueba durante décadas, en la década de los 80 los controles administrativos eran los preferidos por los ejecutivos apáticos que no deseaban tener un contacto humano y generar empatía con sus empleados, hoy en día esos métodos están obsoletos, la generación de confianza radica en el empleador, el cual contrata en base a un nivel de confianza, si usted no confía en que sus empleados están realizando su trabajo y si no tiene la capacidad de liderazgo necesaria iniciará a generar métodos de control, por lo que a mayor control y menor libertad de acción menor productividad.

Dentro de la administración la libertad de acción corresponde a que los empleados puedan tener la libertad de hacer su trabajo de la manera que ellos creen que son más productivos, en ambientes de trabajo donde no se da esta libertad las personas se sientes desmotivadas por estar siendo presionadas a actuar de una manera no natural a sus habilidades, teniendo que actuar como lo dicta un grupo de personas de la cúpula organizacional que nunca “bajan” a relacionarse con ellos.

Ahora la motivación nace del por qué es importante lo que hago, la importancia de lo que cada individuo realiza dentro de una organización va más allá de un salario, está ligado a aquello que hace palpitar su corazón, ahora bien, por más auto motivada que esté una persona, si constantemente percibe del plantel de ejecutivos que su trabajo no llena las “expectativas idealizadas” de la cúpula organizacional,  ese Espíritu irá muriendo hasta que la persona se conviera en un asalariado más, esto se puede ejemplificar como vertir un balde de agua sobre una fogata, por más que se quiera que el fuego volver a arder, el mismo está empapado por la desconfianza, intrigaa, falta de empatía y sistemas de control asfixiante de los ejecutivos que ven en él un número más.   Las organizaciones que generan este tipo de clima organizacional obtienen proporcionalmente lo contrarío de lo que desean lograr,  inician una decersión de sus filas, ingresando en altos costos de rotación de personal y capacitación.

Ahora la COOPERACIÓN nace de la CONFIANZA, los individuos pueden colaborar entre si con libertad sin tener que estar viendo sobre su hombro, con el temor de que lo vayan a ver ayudando a otros en una área por lo cual no le pagan, esto destruye la sana interacción entre departamentos y fomenta la individualización de las áreas de trabajo, por lo cual no hay forma de generar Sinergia entre departamentos y desmotiva la creatividad en la organización.

Investigaciones mostradas en el libro de Daniel Goleman “El Líder Resonante crea más”, señalan: “…el impacto del clima emocional sobre el rendimiento es de un 20% a un 30%”; es por ello que las empresas clase mundial, buscan constantemente identificar oportunidades de mejoras y puntos fuertes, basándose en este tipo de estudios para cerrar las brechas de satisfacción entre la organización y su gente”.

“Hacer planes sin el diagnóstico adecuado es como iniciar un tratamiento médico sin contar con los exámenes de laboratorio, tal vez acertemos y resolvamos el problema, pero existe el gran riesgo de invertir una gran cantidad de tiempo y recursos sin lograr ningún resultado, incluso, los efectos de este tratamiento no acorde a la necesidad pueden llegar a ser contraproducentes. Por el contrario, un diagnóstico adecuado de clima laboral permite no sólo contar con la fotografía o temperatura del estado de ánimo de la empresa, además proporciona el conocimiento (este es su mayor aporte) acerca de qué factores lo están afectando y a los diversos tipos de empleados, de forma tal que se puedan establecer planes de acción concretos, sostenidos y de verdadero impacto para el mejoramiento del clima.

Los líderes juegan un papel clave en el éxito del negocio, debido a que no sólo son responsables de marcar el rumbo, sino también de la rentabilidad y de asegurar las condiciones para un buen clima en la empresa. Muchas veces a pesar de que la organización ofrece excelentes beneficios tanto en lo económico, como en lo social, la gente acaba desvinculándose por una mala relación con sus líderes. Estudios demuestran que la gente tiende a comprometerse más con los líderes que con la empresa; es por ello que uno de las principales dimensiones evaluadas en un estudio de clima organizacional, debe ser el liderazgo.” 1 Clima laboral: El Estado de Ánimo de la Organizaciónb| Odalis Rojas | 21.Febrero.07 |

Lo más beneficioso de un buen clima organizacional es que las personas pueden desarrollar sus dones y habilidades con libertad y al 100%, ahora bien ese clima organizacioinal debe estar configurado por los ejecutivos o la cúpula organizacional, ya que son ellos los líderes de la misma y lo únicos que pueden generar cambios representativos, entre más desligados estén las líderes que toman la decisiones del quehacer diario de una organización, se tomarán decisiones en base a números, sueldos y horarios, en vez de tomarlas en base a visión, sueños y pasión.  Por lo tanto es que si esos líderes realmente desean ver cambios significativos deben involucrarse activamente en la administración de ese valioso capital humano que hace que día a día una organización salga adelante y se desarrolle, y mejorar su nivel de satisfacción con respecto a la empresa u organización.

Read More